lunes, 16 de noviembre de 2015

Wavves: V (Ghost Ramp, Warner, 2015)

El quinto trabajo de la banda de Nathan Williams en realidad no nos sorprende lo más mínimo porque no se ha salido ni un milímetro de la fórmula que le ha encumbrado como uno de esos iconos Indie que de vez en cuando se asoman a las plataformas Major y a algún que otro medio de comunicación masivo de esos que se entretienen en cubrir eventos de moda o retratar vidas de adolescentes irreverentes en vez de volver a sus planteamientos musicales iniciales. La monserga viene a cuento de contaros que V es un trabajo que no desentona en ningún momento y que nos muestra a un Williams inspirado, con esos estribillos instántaneos y esas canciones petardeantes que se adhieren a tu oído como goma de mascar. El envoltorio: el Pop abigarrado y con toques Punkies de siempre, guitarras distorsionadas y un sentido ácido del humor que continúa enganchando. ¿Para qué más?